La uña de gato se halla en América del Sur y tiene forma de liana, es trenzada y crece hasta los 305 metros de longitud y unos cuantos centímetros de diámetro.

Un pequeño extracto de uña de gato contiene ésteres de alquilo carboxilo y alcaloides de oxindol. Se ha utilizado en estudios clínicos en dosis de 250 a 300 mg.

Su nombre tiene origen en Perú. De allí el producto ha sido exportado a Europa y a los Estados Unidos.

Usos y beneficios de la uña de gato.

  • También se cree que elimina los virus y bacterias que causan enfermedades comunes.
  • Los glucósidos presentes en la uña de gato tienen propiedades anti-inflamatorias.
  • Sus componentes pueden ayudar a aliviar la artritis, la gota y otros problemas relacionados. Se cree que los alcaloides presentes en esta hierba son de mucho beneficio para la memoria.
  • Puede ayudar a fortalecer y apoyar los sistemas intestinal e inmunológico.
  • Al consumirse, limpia el tracto intestinal, facilitando las funciones digestivas. Es muy útil en personas con trastornos intestinales o estomacales. Algunas dolencias que podemos mencionar son la colitis, enfermedad de Crohn, intestino perforado y síndrome de colon irritable.
  • La uña de gato a menudo se combina con la acción medicinal y terapéutica de otras hierbas para potenciar el alivio y curación de enfermedades.

Entre estas podemos mencionar:

  • Reducción del dolor producto del reumatismo, la artritis y diversos problemas inflamatorios.
  • La cicatrización de heridas.
  • Como tratamiento de úlceras gástricas y dolencias intestinales.
  • Alivio del dolor crónico.
  • Mejora de la inmunidad, fortaleciendo dicho sistema.
  • Alivio a problemas estomacales como la gastritis y úlceras duodenales.
  • Combate infecciones como el herpes y cándida.

Posibles reacciones adversas.

Los informes de posibles reacciones adversas son raros, no hay información sólida documentada. La Asociación Americana de Productos Herbarios clasifica a las preparaciones de uña de gato como de clase 4 (faltan datos para apoyar su consumo seguro).

Los posibles efectos adversos de la uña de gato incluyen:

  • Problemas gastrointestinales, como náuseas, diarreas o malestar estomacal.
  • Posibles efectos renales, hormonales, neuropatía y un mayor riesgo de sangrado con el tratamiento anticoagulante. Sin embrago los datos son insuficientes.

La uña de gato es famosa por contener hasta siete alcaloides diferentes que se creen son los poseedores de una gran variedad de propiedades medicinales, terapéuticas y curativas.

El alcaloide más activo de la planta es el Isopteropodin, que ofrece una respuesta inmune favorable en el cuerpo y actúa como como antioxidante, de modo que nos libera de los temidos radicales libres.

La uña de gato es una planta ampliamente comercializada. Por lo general el contenido se consume vía oral a través de cápsulas de gel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *